Mejillones gratinados con salsa holandesa

Preparación:

Se abren los mejillones al vapor con sal y laurel, se retiran y se conserva el jugo de cocer de los mejillones. Se corta la patata como si fuera para tortilla (3 mm. de grosor), se cuece con el jugo de los mejillones y un chorrito de aceite, comprobando la sal. Una vez cocidas sin romper se retiran y se escurren. En una fuente de horno se hace una cama con las patatas, se colocan 10 mejillones (sin concha) y se cubren con una cucharada de salsa holandesa cada mejillón. Rápidamente se meten al horno fuerte a gratinar. Una vez toman color se retiran y se adornan con los 2 mejillones y las 2 hojas de laurel que se reservan.

Preparación de la Salsa:

Poner en una cazuela cinco yemas, la sal, el zumo de limón y el agua. Batir a fuego muy lento con una varilla para que se vaya montando.

  • Categorías: Modernas
  • Tempo: 45 minutos
  • Compartir: