«Hai compañeiros que non tocaron as bateas»

9 de Decembro de 2016 Xunta directiva

«Hai compañeiros que non tocaron as bateas»

Ricardo Herbón preside una organización de bateeiros que tiene socios en toda la costa gallega. Puesto en la tesitura de hacer balance del 2016, y a la espera del último tirón de la Navidad, Herbón matiza su respuesta mucho. Porque el año ha ofrecido resultados muy dispares en función de cada zona. «Para moitos dos produtores de mexillón galego, este foi un ano bo. Pero para moitos outros, para os compañeiros de zonas como Bueu, foi moi malo por culpa da incidencia da toxina. Houbo bateas que non se tocaron», razona Herbón. Este ha sido un año, también, en el que Opmega ha asumido un nuevo reto: buscar nuevos horizontes en los que colocar el mejillón que se cultiva en las rías gallegas. La organización de productores está realizando estudios de mercado en países como Suiza o Polonia, en los que el marisco gallego «é moi apreciado». Apoyándose en las nuevas fórmulas de procesado del bivalvo, Opmega quiere llevar hasta esos mercados su producto. Saben que llevará su tiempo. «As cousas hai que facelas con calma, sen presas, para que saian ben».

Compartir: